Las reformas han puesto reloj de arena del INSS

Programa

El 1 de febrero de este año entraron en vigencia las nuevas reformas al Seguro Social de Nicaragua, las que incluyen una serie de derechos que han sido eliminados por parte de la dictadura de Daniel Ortega en contra de los asegurados.

Uno de los cambios que golpeará a quienes pagan al seguro social es que, deberán trabajar más años para poder alcanzar una pensión de jubilación máxima del 70% de su salario.

Aunque parezca insólito, el doctor Manuel Israel Ruiz, especialista en Seguridad Social, explicó durante el programa Café con Voz, que los cotizantes deberán trabajar 53 años como mínimo para poder alcanzar hasta el 70% de sus últimos 7 años de salario. Antes de la reforma se tenían que trabajar 40 años para lograr el 80% del salario.

Hasta el 31 de enero de 2019, el empleador pagaba el 10% por el IVM, y a partir del 1 de febrero, día en que entró en vigencia la reforma, los empleadores deberán aportar el 13.50% por cada trabajador asegurado. Mientras que los trabajadores que ya pagaban el 4%, se les aumentará el 0.75% a su aporte.

Además, el gobierno aumentó el porcentaje que cada empresa y empleador pagan al INSS, quedando que la empresa pagará un 4.25% más por cada empleador, es decir pasó del 18.25% al 22.5%; mientras que en el caso del empleado, ahora deberá pagar el 7% de su salario para el INSS, antes de la reforma pagaba el 6.25%.

Sobre el deslizamiento del 5% anual del córdoba en relación al dólar, Ruiz señala que la reforma no contempla una reducción o eliminación de este, por lo cual asegura que ese ajuste seguirá aplicándose a las pensiones cada 30 de noviembre de cada año.

Situación del INSS

Cuando Daniel Ortega llegó a la presidencia en 2007, las arcas del INSS tenían un superávit de 1,691 millones de córdobas y desde entonces, los números han venido en declive y hasta el 2017, el INSS presenta un déficit de más de 2,373 millones de córdobas según datos oficiales del Banco Central de Nicaragua

“La situación del INSS es complicada” y le queda muy poco tiempo expresa Ruiz, quien añade que la reforma “es muy pequeña en relación en relación a los problemas que tiene el INSS”.

Asimismo, el experto prevé que, con esta medida los resultados no serían buenos y tampoco se resolverán los del Seguro Social, sin que antes haya una solución a la crisis sociopolítica que atraviesa el país desde mediados de abril del año 2018.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *