Baltodano: “México no nos debería de preocupar”

Programa

Para la ex comandante Mónica Baltodano, el hecho que el gobierno de México se ofrezca como mediador en un eventual Diálogo Nacional “no nos debería de preocupar (…) no hay que temer a nada que pueda posibilitar un diálogo” entre Daniel Ortega y la oposición para encontrar una salida a la crisis sociopolítica que atraviesa el país desde mediados de abril del 2018.

Lo verdaderamente preocupante para Baltodano es que el gobierno de Nicaragua no muestra voluntad alguna para dialogar, y concuerda con la mayoría de la población que el régimen de Ortega se sostiene a través de la represión, lo cual lo mantiene aislado de la comunidad internacional.

El subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaria de Relaciones Exteriores de México, Maximiliano Reyes, dijo la mañana de este15 de enero que el gobierno de México se ofreció como mediador y facilitador del diálogo para coadyuvar a resolver los conflictos internos que se viven en Nicaragua y Venezuela, con respeto a su autodeterminación y bajo el principio de no intervención. Estas declaraciones las dio ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado Azteca.

La ex guerrillera sandinista manifiesta que, para darse un nuevo diálogo, sería fundamental la libertad de los presos políticos porque “no puede haber un indicio de un diálogo sin que los presos retornen a su libertad”.

Agrega Baltodano que la manera en que los más de 600 reos políticos deben ser liberados, es por la anulación de los juicios y no por una amnistía general que perdone a los opresores, aunque la amnistía no serviría para desligar a la dictadura de su responsabilidad por los crímenes de lesa humanidad cometidos en contra de la población civil.

Solís está “clarísimo” de que la dictadura está por caer

“Payo está clarísimo de que este gobierno está sostenido artificialmente por las armas y que va rumbo a la derrota” afirma dice la ex comandante Mónica Baltodano en relación a la renuncia que hizo de manera pública la semana pasada el ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís, quien además era una figura importante dentro del anillo de poder de Ortega.

Baltodano agrega que “fue una renuncia, prácticamente un manifiesto, que pone en evidencia las denuncias que hemos estado haciendo desde las distintas organizaciones defensoras de derechos humanos” y agrega que el testimonio del ex funcionario sandinista sobre la utilización de la justicia para crear juicios falsos en contra de los presos políticos “es calve para declarar esos juicios nulos”.

“En el caso de las dictaduras, no solamente tiene que haber un pueblo sublevado sino que tiene que haber un derrumbe interno” en sus estructuras para que puedan ser derrocadas, sostiene Baltodano, quien considera que las figuras del orteguismo podrían contribuir a que la dictadura caiga y se pueda aflorar toda la información que va a servir de testimonio o prueba sobre la corrupción y abusos cometidos por el régimen.

“No sabemos cuántos más funcionarios están trabajando en esa dirección de negociar su situación porque obviamente ellos han cometido o han sido parte de estos delitos pero el sistema de justicia actual, incluso en procedimientos de la justica actual del Código Penal de Nicaragua, se establece la posibilidad de disminución de pena si las personas acceden a ser testigos y ayudar al esclarecimiento de la verdad” comenta la ex comandante guerrillera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *