Ortega crea cortina de humo con mesa de negociación

Nacionales

*Enorme lavado de dinero y corrupción con compra de Bancorp

El dictador Daniel Ortega, estaría ocupando la mesa de negociación para ganar tiempo y crear una cortina de humo para que el discurso público se concentre en la negociación, y él pueda consolidar operaciones como la venta del Banco Corporativo (Bancorp) al Estado de Nicaragua sin hacer tanto ruido, asegura la política nicaragüense Edipcia Dubón.

Para Dubón, Ortega busca distraer cualquier presión que venga de la Unión Europea, del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos con la aplicación de la Carta Democrática Interamericana e incluso una presión de parte del Vaticano, para negociar una salida a la crisis sociopolítica que vive el país.

“Él (Ortega) es experto en crear cortinas de humo. Siempre juega con varios tableros (…) si seguimos la historia, nos damos cuenta que es un hombre que sabe armar tablero y jugar varios juegos a la vez”, diji la política nicaragüense en Café con Voz.

Ortega no evadirá sanciones con venta de Bancorp

La venta del Bancorp al Estado de Nicaragua, “es una intención torpe” de Ortega por evadir sanciones de Estados Unidos, asegura Dubón, ya que las sanciones continuarán vigentes porque todos los fondos generados de la cooperación petrolera venezolana, son fondos mal habidos y “el banco mismo es resultado de una operación de fondos de la cooperación petrolera venezolana”.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos, sancionó a Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), y esa sanción alcanzó a Bancorp, entidad que Ortega ha ocupado para manejar los fondos millonarios de la cooperación venezolana, los cuales ha mantenido a discreción y sin fiscalización pública desde 2009.

El jueves 7 de marzo, la Asamblea Nacional controlada por el oficialismo, aprobó el proyecto de Ley de Constitución del Banco Nacional, que consiste en la venta de Bancorp por 743.05 millones de córdobas al Estado de Nicaragua, lo que significa que ese dinero saldrá del bolsillo de los nicaragüenses.

Además de evadir sanciones, Dubón sugiere que Ortega pretende limpiar el dinero que tiene en Bancorp, para poder realizar operaciones internacionales sin restricción alguna.

Implicaciones a nivel nacional

Según Dubón, Ortega estaría lavando y trasladando dinero mal habido al Estado, al mismo tiempo en que endeuda al Estado con 22 millones de dólares que representa la compra del banco, y convierte a los ciudadanos en cómplices de una operación sin precedentes.

Asimismo, todo el sistema financiero nacional se vería salpicado con el dinero mal habido de Bancorp, y levantaría alertas en el sistema financiero internacional porque podrían verse involucrados en el lavado de dinero si realizan operaciones con ese capital contaminado, explica Dubón.

Nicaragua “es un Estado mafioso. Y lo que está haciendo con Bancorp es la cereza del pastel”, indicó.

Fundamentos no tienen correspondencia con el contexto nacional

Los fundamentos con que el oficialismo aprobó la compra de Bancorp fueron por el valor, el interés público, la conveniencia y la capacidad financiera del Estado, sin embargo, Dubón afirma que estos fundamentos no corresponden con la realidad económica en la que se encuentra el país.

“Que el estado de Nicaragua, que está en una situación (económica) complicada, compre un banco, no tiene correspondencia con la situación de crisis económica y política que tiene el país”, dijo Dubón y agrega que la compra de Bancorp no es de interés público, si no de interés propio de Ortega y su familia por evitar sanciones.

Otro de los fundamentos para la aprobación de la compra de Bancorp, es que el Estado no tiene un banco, sin embargo, en Nicaragua ya existe un banco estatal llamado Banco Produzcamos, el cual se creó bajo la Ley 640, Ley Creadora del Banco de Fomento a la Producción (Produzcamos) aprobada por la Asamblea Nacional en 2007.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *